El proyecto persigue la capacitación de personal académico y no académico para mejorar el apoyo a la comunidad universitaria, en especial a colectivos con especiales dificultades, facilitando su inclusión activa en la Universidad y el empoderamiento para su desarrollo socio-educativo.

La gestión de SOLIDARIS se basa en tres conceptos fundamentales: equidad, eficiencia y transparencia. Para trasladar estos principios a la práctica, las tareas y los roles de los socios se han repartido de manera equilibrada. De este modo, los eventos en los países latinoamericanos, las actividades que tendrán lugar en los países europeos y la implicación del personal, han sido repartidos de manera equitativa para que todos los socios participen de forma positiva y equilibrada.